x
x

Generales | 13/03/2017


Sigue la búsqueda en el país de las niñas goyanas, Julieta y Abril Tomasella


Las menores de 4 y 9 años huyeron junto con su madre, Carla Pipaón, el 8 de julio de 2016 y hasta el momento se desconoce dónde se encuentran. Las niñas fueron incorporadas a la lista del Registro Nacional de Chicos Extraviados del país. Su padre, Lucio Tomasella, tiene la ilusión de hallarlas.

  Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación se encabeza la búsqueda de Julieta y Abril Tomasella, quienes huyeron junto con su madre, Carla Pipaón, el 8 de julio del año pasado de su casa ubicada en la localidad de Goya.
Los datos de la menores fueron cargados en el Registro Nacional de Chicos Extraviados. 
Las fotografías de las niñas goyanas se publicaron en diarios matutinos de tirada nacional, con el fin de que  el país se entere de la incesante búsqueda de su padre, Lucio Tomasella.
Julieta y Abril forman parte del listado de mas de 40 chicos que se encuentran desaparecidos en el país.
El 6 de septiembre de 2016, Carla Pipaón dio señales de vida a través de una publicación en Facebook, donde subió una imagen con sus dos hijas con la leyenda “Estamos bien”. En su extenso relato aclaró que no está con ningún hombre y contó hechos escalofriantes. Acusó a su ex marido Lucio Tomasella de “enfermo mental” y  hasta reveló que la tuvo “10 años bajo golpes, vejaciones y abuso sexual”. 
Desde entonces y pese a que el Juzgado de Familia que atiende el caso le dio garantías para que regrese, no se sabe nada de Pipaón.
“Ella decía que yo era violento, que la acechaba y otras cuestiones. Pero nunca presentó pruebas porque simplemente esto nunca existió”.
“Si abusé de mis hijas, no entiendo por qué no hizo la denuncia en su momento. Yo estaba con mis hijas de lunes a viernes 4 horas por día y los fines de semana alternados. En las vacaciones de invierno tenía 1 semana y en las de verano 15 días”, respondió en su oportunidad Lucio Tomasella, quien continúa buscando a sus dos pequeñas hijas goyanas, Abril y Julieta.
La magistrada Liliana Márquez, a cargo del Juzgado de Familia de Goya aseguró que Pipaón tiene las “garantías judiciales para presentarse a la causa y ejercer su derecho de defensa, pudiendo hacerlo con asistencia letrada o continuando con la intervención del Defensor de Pobres y Ausentes.
También contará con el acompañamiento del Ministerio Público Fiscal y  Pupilar, para su protección integral”, finalizó la magistrada. 


LINK